De qué hablamos cuando hablamos de "innovación" - Por Manuel Rivera

 
¿Crear? ¿Inventar? ¿Innovar?... Todos podemos acudir a las etimologías que se pierden en la noche de los tiempos pero no se trata de eso, sino más bien del uso actual en que hemos convenido para estos nombres. Convengamos que "innovar" es mejorar procesos que ya están en marcha. Partir del cero absoluto no es posible.

Sí queremos innovar, sí. Pero en qué selva. No es lo mismo la africana que la Amazonía que la jungla indostaní. No es lo mismo la selva de las nuevas tecnologías de la comunicación que la de la energía, por ejemplo. 
Todos hablamos de mundo real y mundo imaginario, y los separamos. ¿Es que el sofá en el que tal vez leas este artículo siempre fue así? ¿Acaso no fue un día producto de la imaginación, de la innovación?


No hace falta ser Franz de Copenhague, aquel personaje de los TBOs, para innovar. Me atrevería que está al alcance de cualquiera que conozca el oficio y que tenga la voluntad de aportar su grano de arena.
Innovar o morir. Cuántas veces hemos escuchado esto, pero ahora más que nunca. Estamos viviendo una emergencia climática y pandémica de primer orden, crisis a la que tenemos que aplicar nuestros mejores recursos.
Mi sector, el editorial y el del periodismo, ha sido fuertemente afectado por la irrupción progresiva del internet, el amigo enemigo. A la vista está. Pero qué postura moral adoptar ¿Huir? ¿Pactar con el mundo? ¿Rebelarse quizá?... Quizá adoptar, la postura más inteligente: innovar. 
El mundo necesita buenos comunicadores (y no de fakes), buenos gestores de contenidos (ojo, de contenidos, más que de continentes), artistas de verdad, etc.
En ello estamos. Salgamos de nuestro espacio de confort, que se vuelve inconfortable. Que la inspiración nos coja trabajando. 


Manuel Rivera Moral es editor, escritor y técnico en comunicación pública. Fundó en el 2000 Nou Silva Equips SL e Inventa't Comunicació SL, dos empresas en funcionamiento. Con la marca Silva Editorial ha publicado más de quinientos libros de género diverso, además de cientos de revistas y productos audiovisuales

Comentarios